fbpx

Cafes1808

¿Cómo se hace el flan de café?

Los flanes tradicionales nunca pasan de moda. Hay veces que pueden variar y pueden mejorarse con otros sabores, texturas, etc… En este caso, con el flan de café, una forma de disfrutar del clásico flan de huevo con todo el sabor del café.

Los flanes son de los dulces que menos calorías aportan a nuestra dieta. Son de esos postres que nos recuerdan a la cocina de nuestras madres y abuelas. La cocina tradicional de siempre.

Antes de empezar con los ingredientes, es importante saber que el flan de café se puede hacer con café con o sin cafeína. Si lo van a tomar los pequeños de casa o personas con la tensión alta, es recomendable que se haga sin cafeína. 

También es importante que el café esté reposado antes de mezclarlo con el huevo y la leche para que no se corte la mezcla.

Ahora, pasamos a los ingredientes que nos hacen falta:

  • 3 huevos
  • 3 yemas (a parte)
  • 2 cucharadas de café soluble 1808
  • 750 ml leche entera
  • 180 g de azúcar
  • Caramelo líquido

Ya tenemos los ingredientes pero…

¿Cómo hago el flan de café?

Para empezar, pondremos la leche en un cuenco. Le echaremos todo el azúcar, el café soluble, las 3 yemas y los 3 huevos.

Con ayuda de una batidora, batiremos hasta que todos los ingredientes estén mezclados. Cuidado, si batimos mucho, nuestro flan puede quedar con burbujas, ya que, le entra aire a la mezcla y ¡no queremos eso! Una vez que tengamos lista la mezcla, la apartamos a un lado unos segundos.

Hay que saber que el flan va al baño maría, así que cogeremos una fuente de cristal a poder ser y con un trapo en la base para que el molde no se mueva cuando lo estemos horneando. Después de esto, pondremos el molde del flan encima del paño y empezamos.

Vamos a rellenar el molde del flan de café, añadiremos el caramelo en toda la base. El caramelo va al gusto de cada uno. Podéis echar tanto como os guste.

Lo siguiente que debemos hacer es coger una cuchara, la cual aguantaremos con una mano, mientras que, con la otra echaremos la mezcla anterior que apartamos con el café, huevos, azúcar y leche.

Volcaremos poco a poco la mezcla sobre la cuchara para que así no queden marcas y quede un flan perfecto.

Una vez hayamos añadido toda la mezcla para el flan, cogemos un cuenco con agua hirviendo y rellenamos la fuente sobre la que hemos puesto el molde del flan con ese agua. Intenta que no entre agua en la mezcla del flan.

Una vez que hayamos echado el agua en el recipiente, lo horneamos 2 horas a 150º.

Cuando haya terminado de hornear, lo tendremos que dejar enfriar. Si lo dejamos en el frigorífico mejor.

Y por último, una vez horneado y totalmente frío, lo movemos un poco. Cogeremos un plato, lo pondremos encima del molde y le daremos la vuelta para sacar el flan de café que hemos hecho tan bueno.

flan de caféEs muy importante saber que si hacemos esto cuando el flan esté tibio o caliente, nuestro maravilloso postre se romperá.

Bueno, después de esto 

ya puedes hacer tu flan de café perfectamente las veces que quieras e impresionar a todos tus invitados en una merienda.

Pero… ¡No te quedes sin un buen café de especialidad para que el postre brille aún más! Entra en nuestra web y… disfruta. 

También puedes entrar en nuestro Instagram y Facebook para aprender un montón de truquitos que harán de un café simple, el mejor café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *